Altajara Jack Russell Terrier

En Altajara nos dedicamos a la selección de esta raza, tratando de mejorarla con cada paso que damos...

Vea nuestros perros

SALUD DEL JACK RUSSELL TERRIER

Desde el momento en que tu cachorro de Jack Russell Terrier éste en tus manos, serás el nuevo responsable de mantener su salud al cien por cien.

Hasta ese momento ha sido su madre la encargada de darle alimento y proporcionarle las pautas de comportamiento propias de la especie canina. En el criadero hemos introducido su alimentación sólida (pienso), iniciado su pauta de vacunación/desparasitación y comenzado el programa de socialización.

A partir de aquí te recomiendo confiar la salud de tu cachorro en tu veterinario que se encargará de asesorarte sobre las pautas de vacunación y desparasitación teniendo en cuenta la zona geográfica y la forma de vida.

Yo, como criador de Jack Russell estoy a vuestra disposición para aconsejaros sobre las necesidades específicas de la raza. Pero ha de ser un veterinario quién os informe de los protocolos a seguir, ya que no es el mismo protocolo de desparasitación si resides en Asturias o en Murcia.

El Jack Russell Terrier es una raza muy saludable. Su longevidad media se estima en 13-15 años. Es una raza que no posee puntos débiles en su salud física, son resistentes y robustos. Con buenos cuidados y buena alimentación, tu Jack Russell acudirá al veterinario una vez al año.

Aunque gozan de una salud de hierro, todas las razas puras y sus cruces pueden padecer enfermedades genéticas, hereditarias o de predisposición racial. Para reducir estos riesgos al mínimo, los criadores de jack russell responsables deben realizar cruces sólo entre ejemplares cuyo historial genealógico sea conocido y rigurosamente certificado. Los machos y hembras destinados para la reproducción deberán ser médicamente revisados y declarados libres de estas enfermedades.

Enfermedades hereditarias en el Jack Russell Terrier

Las enfermedades asociadas a la raza son luxación de rótula y luxación del cristalino.

LUXACIÓN DEL CRISTALINO

El cristalino está sujeto al ojo por una serie de fibras zonales. Si falta esta sujeción, la lente puede desplazarse o luxarse, esto ocasiona dolorosos glaucomas e incluso una ceguera completa. El motivo que causa la luxación primaria de cristalino (siglas PLL del ingles primary lens luxation) puede ser de origen genético o adquirido. En los casos de la forma genética de esta enfermedad, aparecen ya alteraciones en la estructura de las fibras zonales a los 20 meses de edad, la luxación se produce habitualmente entre los 3 y 8 años de edad.

ojos-jack-russell

La mutación que causa este defecto genético puede detectarse mediante un test de ADN. Esto significa que un perro, va a enfermar sólo cuando reciba el gen afectado tanto del padre como de la madre. Por ello, tanto el padre como la madre tienen que tener el gen mutado.

Todos los reproductores de nuestro criadero, así como los sementales de otros criadores de jack russell con los que cubrimos las hembras de nuestro criadero tienen realizados los test de ADN y están libres del gen afectado.

LUXACIÓN DE ROTULA

La luxación de rotula significa que la rótula, pequeño hueso localizado en articulación de la rodilla, se sale de su sitio, tróclea, provocando dolor y debilidad funcional en el perro. Su correcta posición es necesaria para el correcto funcionamiento de la rodilla.

rotula-jack-russell

Puede ser debida a una enfermedad congénita o, en algunos casos producida por un traumatismo. Es conveniente que, los perros que sufren esta patología congénita, no se usen en reproducción ya que se trasmite a través de las generaciones.

La prueba para diagnosticar la luxación de rotula, es una radiografía de la articulación de la rodilla cuando el animal ha finalizado su crecimiento óseo, alrededor de los 12 meses de edad.

Todos los machos y hembras de nuestro criadero se han radiografiado y no presentan signos radiológicos de luxación de rotula.

ATAXIA O MIELOPATÍA DEL TERRIER

Al ser una raza que desciende del Fox Terrier tiene predisposición a padecer Ataxia y Mielopatía de terrier (Ataxia hereditaria) en el sistema locomotor. Esta rara enfermedad hereditaria se desarrolla en los primeros meses de vida y se asocia con trastornos del movimiento y el aumento de la sordera.

Esta enfermedad se detecta haciendo pruebas de audición a los reproductores (prueba BAER) para descartar sordera congénita.

En un futuro breve, existirá un test de ADN para detectar la Ataxia y Mielopatía de terrier que provoca entre otras secuelas sordera congénita.

Todos los cachorros que nacen en nuestro criadero, son entregados con los certificados de sus progenitores que demuestran que no padecen las principales enfermedades que afectan a la raza.

Volver arriba